Una fumigación en espacios cerrados requiere que se tomen ciertas medidas tanto antes como después de su realización para garantizar los mejores resultados y el bienestar de quienes habitan el espacio, conoce cuáles son.

Qué hacer antes de una fumigación en espacios cerrados


* Realizar limpieza en el lugar que se desea fumigar, con la mayor minuciosidad posible.

* Cerrar todas las ventanas, puertas y accesos al lugar.

* Desocupar y limpiar las áreas donde se sospeche que existe una plaga, esto con la intención que al aplicar los insecticidas estos lleguen al fondo del nido.

* Guardar y cubrir todos los alimentos herméticamente, ya sea en bolsas o recipientes, para evitar que sean expuestos a los productos químicos que se aplicarán.

* Procurar que el día programado para la fumigación se encuentren pocas personas y de preferencia que se realice en un horario en el que no se tenga que entrar en un periodo de lo menos dos horas.

* Los artículos electrónicos, sobre todo los portátiles, deben ser guardados debidamente. Otros, como computadoras y pantallas, se deben cubrir con paños para evitar que se manchen, tratando de no obstruir la ventilación de los mismos debido a que muchas ocasiones los insectos han invadido el interior de estos aparatos y es de suma importancia que queden expuestos al producto insecticida elegido por el especialista.

Qué hacer después de una fumigación en espacios cerrados


* Salir y dejar el lugar solo y cerrado por lo menos de dos a cuatro horas.

* Pasado este tiempo, se deberán abrir ventanas, puertas y accesos para que se ventile el espacio. Esto es recomendable hacerlo por un tiempo de 30 minutos y/o hasta que se haya dispersado el olor totalmente.

* 24 horas después de la fumigación es recomendable limpiar bien pisos y todos aquellos objetos con los que se tenga contacto directo.

Recuerda que en Regil Control Profesional del Plagas somos expertos en fumigaciones, contáctanos para recibir más información de nuestros servicios.

[[cms:companyname]] - FUMIGACIONES